Placas Eutécticas

La carrocería refrigerada por placas eutécticas se ha impuesto en el mercado de la Comunidad Europea como la maquinaria más apta y eficiente para el reparto diario de helados y ultracongelados y es lo ideal también para el reparto de productos frescos (lácteos, carnes, embutidos, verduras). El funcionamiento es sencillo: el frío se acumula durante la parada nocturna por una unidad condensadora a funcionamiento eléctrico que congela el líquido eutéctico. Luego, el líquido, descongelando, da el “frío” antecedentemente acumulado, compensando así la dispersión térmica de la carrocería misma y de la abertura de las puertas guardando los productos en el lleno respecto de las normas ATP y H.A.C.C.P..